Sample Text

viernes, 16 de noviembre de 2012

Lejos de Dios



Has reflexionado los últimos días sobre la vida que estas viviendo, sobre cómo sin darte cuenta has perdido aquella sensibilidad espiritual que te caracterizaba, ahora orar, leer la Biblia, congregarte o servir ya no es tan “emocionante” como al principio.
Algo paso, tuvo que haber un momento en donde seguramente descuidaste tu relación personal con Dios, en donde quizá comenzaste a acomodarte a vivir una vida que va caminando un poco alejado de Dios sin necesidad de llegar a la perdición total.
Y es que debemos ser consientes que alejarse de Dios no solamente es ir y pecar deliberadamente, a veces a pesar que hacemos lo mismo que hemos hecho los últimos años en la Iglesia, podemos vivir lejos de Dios.
A veces estamos tan lejos de Dios que apenas y escuchamos su voz, estamos tan lejos que apenas y lo sentimos, estamos tan lejos que ya ni obedecemos al Espíritu Santo cuando nos redarguye.
Quizá tu seas un buen servidor o una buena servidora de Dios, sin embargo las últimas semanas o meses has vivido lejos de Dios. Quisieras sentir aquel deseo de buscar de Dios, aquella hambre que un día tuviste, aquel anhelo de no dejar la presencia de Dios.
Quisieras llorar mientras lo adoras, llorar mientras lo buscas, quisieras derramar tu alma en su presencia, pero tu mismo distanciamiento con Dios no te permite ser sensible a su presencia ni audible a su voz.
Hoy es un día para no solo reflexionar sobre que tan lejos estas de Dios, sino para acercarte a Él. Hoy tienes que ser sincero contigo mismo y reconocer que poco a poco te has alejado de Dios, quizá realizas las mismas actividades de siempre: vas a la Iglesia, sirves, invitas, predicas, cantas, enseñas a los niños, cualquier cosa que puedas hacer para Dios, pero a pesar de ello pueda que te encuentres lejos de Él.
Estas palabras no son para todos, son nada más para las personas cuyas vidas redarguya Dios en este momento, para aquellos que se identifican con el hecho de servir a Dios pero estar lejos de Él, para ellos en especial estas humildes palabras:
“Cuando Dios te llamo vio en ti lo que nadie mas había visto, Él te rescato, te perdono, te restauro y te hizo la persona que ahora eres, por Él y para Él has alcanzado mucho más de lo que un día imaginaste poder alcanzar, por esa razón hoy quiero motivarte directamente para que te acerques nuevamente a Dios, no digas que no puedes, no digas que jamás será lo mismo, no digas que ya no será igual, porque Dios siempre ha estado allí, nunca ha cambiado, siempre te ha amado igual al primer día que te vio, sus planes nunca han cambiado, su propósito para tu vida es el mismo que siempre ha tenido, por lo tanto deja aun lado aquel acomodo y esa insensibilidad espiritual que te esta matando poco a poco y comienza a accionar, comienza a buscarlo a Dios, comienza por disponer tu corazón totalmente y tu mente solo para Él, Dios quiere encontrarse contigo, Él quiere que le hables con sinceridad, Él quiere usarte grandemente, Él quiere cumplir el propósito para el cual te llamo, por lo tanto deja de estar alejado de Él, vuelve al sendero de Dios, doblega tu voluntad, has aun lado el cansancio e intenta y no te canses de intentar mantenerte cerca de Él, porque cuando estas cerca de Él, entonces eres FUERTE, ¡Adelante! ¡Que no se te olvide que tu eres un guerrero de Dios o una guerrera de Dios! ¡Que no se te olvide que has sido llamado para grandes cosas! ¡Tienes que ponerte de pie y comenzar a hacer lo que mejor sabes, esto es BUSCAR A DIOS muy de cerca!”
Hoy Dios va a poner en tu corazón la disposición total de acercarte a Él, hoy Dios pondrá en ti tanto el querer como el hacer como lo dice su Palabra: “porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.” Filipenses 2:13 (Reina-Valera 1960).
¡Levántate y no te des por vencido!, ¡Tú naciste para que Dios cumpliera un propósito perfecto en tu vida! ¡Jamás pienses que no se cumplirá!

¡Acércate hoy a Él!

“Pero ahora ustedes, que estaban lejos de Dios, ya han sido acercados a él, pues están unidos a Jesucristo por medio de su muerte en la cruz.” 

Efesios 2:13 (Traducción en lenguaje actual)





Escrito originalmente para www.destellodesugloria.org

lunes, 18 de junio de 2012

Simplemente CREE

.

Cuando todo se pone color gris y volvemos nuestra vista hacia todos lados sin ver una salida o una solución posible, ¡Vaya como nos cuesta creer!
Y es que nos cuesta creer que algo bueno puede salir de eso, nos cuesta creer que algo bueno va a pasar, nos cuesta creer que Dios puede hacer algo.
Nosotros los seres humanos independientemente de la nacionalidad que seamos tenemos un problema con la fe, nos cuesta creer las promesas de Dios, pero somos muy crédulos con las mentiras que el diablo trata de introducir en nuestra mente.
Por un lado se nos hace fácil creerle al enemigo cuando nos dice que somos unos derrotados, unos hipócritas, cuando comienza a predicarnos que no valemos nada y que Dios no está interesado en nuestros asuntos, pero se nos hace MUY DIFÍCIL creer lo que Dios ya ha prometido.
¿Por qué somos así?, creo que tengo una respuesta del porque nos cuesta creer lo que Dios nos ha prometido, la respuesta es sencilla: Nos cuesta creer porque analizamos todo bajo nuestra perspectiva humana y al ver que no existe una soluciona humana posible, creemos que las cosas no se mejoraran o nada bueno saldrá de eso.

¡Gracias a Dios Él no ve las cosas como nosotros las vemos!

Quizá para ti hoy en día te parece que no hay una posible solución a tu problema, has agrandado tanto tu problema que se ha vuelto un gigante difícil de vencer, ves hacia cualquier lado, analizas cualquier posible solución y por más que pienses y pienses, simplemente ¡No existe!
El hecho de haber analizado todo humanamente y llegar a la conclusión que no existe una forma de salir de esa te hace pensar y creer que de verdad NO EXISTE UNA SOLUCION. Pero, ¿Por qué no dejas que Dios analice todo en tu lugar?, ¿Por qué no le cedes el lugar a Dios, para que sea Él quien decida si es posible o no?
Cuando Dios le dio la promesa a Abraham de que su descendencia seria como las arenas del mar o como las estrellas del cielo, Abraham era un anciano y su esposa Sara también, además que Sara era estéril, es decir no había posibilidades humanas que llegara a quedar embarazada.
Ellos pensaron las formas humanas para una posible solución a ese problema, fue así como Sara decidió que su esclava Agar fuera el medio por el cual podría darle un hijo a Abraham.
Cuando nosotros decidimos actuar según nuestros planes o según como creemos que tienen que ser las cosas, y de esa manera queremos darle una “ayudadita” a Dios, corremos el riesgo de equivocarnos duramente. El hijo que Agar tuvo, no era el hijo de la promesa, ellos trataron de solucionar el problema con ideas humanas, pero Dios tenía un promesa que cumplir y a pesar de que todo apuntaba que el cumplimiento de esa promesa era imposible (Los dos con avanzada edad y Sara estéril), Dios lo iba a hacer posible.
¿En qué le quieres ayudar a Dios?, ¿Será que Dios necesita que le echemos “una manita” para que pueda cumplir sus promesas?
Hay momentos en la vida en donde no podemos “echarle una manita” a Dios, en donde nuestro trabajo solo es CREER, solamente eso, no tienes porque hacer mas, simplemente tu trabajo es CREER, deja que Dios haga lo demás, porque si metes tus manos posiblemente lo eches a perder, por eso a veces solo tienes que CREER.
Siento de Dios que muchos que hoy me leen están pasando situaciones que humanamente hoy en día es imposible solucionar. Situaciones que te han robado la paz, que han hecho de tus días un calvario, situaciones que no puedes sacar de tu mente y que cada día sientes que te matan la fe.
Hoy quiero motivarte a que no dejes de CREER, lo que para ti parece perdido, Dios puede restaurarlo, lo que para ti parece gris, Dios lo puede colorear, lo que para ti es imposible, Dios puede convertirlo en posible, ¿Qué es lo único que Él te pide?, simplemente CREER.

Creer sin ver es recompensado, creer sin ver es la esencia de la FE.

Dios no quiere que pierdas tu tiempo pensando como Él actuara, que método usara o de qué forma lo hará, lo único que tienes que hacer es descansar en la promesa de que Él actuara en tu vida si tan solo depositas tú confianza plena en Él.
No sé cómo será la forma de actuar de Él, porque un Dios creativo es difícil de predecir, lo que sí sé es que seguramente te sorprenderá de una forma de la cual ni siquiera pensaste que lo haría, así es Él, así es mi Dios, así es tú Dios, simplemente CREE.

¡Si crees Dios te sorprenderá!

“Del mismo modo, «Abraham le creyó a Dios, y Dios lo consideró justo debido a su fe»”

Gálatas 3:6 (Nueva Traducción Viviente)

miércoles, 4 de abril de 2012

Desayuno-Conferencia: ¿Cuándo Regresará Cristo? - Dr. Armando Alducin [Video]

.





lunes, 5 de septiembre de 2011

Cómo Estudiar La Biblia

.Cómo Estudiar La Biblia por Visión Para Vivir La Biblia contiene las mismas palabras y sabiduría de Dios. ¡Qué pensamiento tan increíble!  Su esplendorosa Gloria. Su carácter confiable. Sus poderosas obras. Todos estos aspectos de Dios están descritos en Su libro. Ahí usted encontrará le historia de la redención de la humanidad por Dios. Y usted descubrirá sabiduría práctica para la vida cotidiana y esperanza para la vida por venir.  ¿Pero cómo descubre usted los preciosos principios de las Escrituras? Quizás usted nunca ha estudiado la Biblia antes. ¿Dónde comienza usted? Dentro de la Biblia Cuando usted abre su Biblia en el índice, lo primero que nota es que la Biblia es una recopilación de muchos libros. Hay sesenta y seis libros individuales divididos en dos secciones principales: el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento.  Podemos agrupar los libros de la Biblia en categorías por tópicos. Vea usted cómo los libros están organizados El Antiguo Testamento Legales (Génesis a Deuteronomio): Estos primeros cinco libros describen la creación y la caída de la humanidad, el plan de Dios para redimir al mundo a través de la descendencia de Abraham, y la expresión de Su carácter santo, el cual se ve más claramente en la Ley Mosaica. Históricos  (Josué a Ester): Los siguientes doce libros siguen el desarrollo, la desobediencia, la caída, y la liberación del pueblo de Dios, la nación de Israel. Poéticos (Job a Cantar de los Cantares): Comenzando con los lamentos de Job, nos movemos a la alabanza de los salmistas a las palabras de sabiduría de Salomón. Proféticos (Isaías a Malaquías): Los profetas llamaron al pueblo de Dios a una vida justa y predijeron Su sentencia sobre aquellos que voltearan sus espaldas a Él. El Nuevo Testamento Biográficos (Mateo a Juan): Los cuatro evangelios, cada uno escrito a un público diferente, describen la vida, la muerte, y la resurrección de nuestro Salvador. Histórico (Hechos): El libro de los Hechos es un narrativo de cómo las buenas nuevas acerca de Jesús se diseminaron al mundo a través de la iglesia creciente. Doctrinales (Romanos a Judas): Estas Epístolas, o cartas, son ensayos, en cierto sentido, que aplican el evangelio a la vida cotidiana. Profético (Apocalipsis): A través de la visión santa de Juan, el libro de Apocalipsis nos transporta a los tiempos finales, cuando Cristo regresará a la tierra en gloria, sentencia, y poder. Desarrolle un plan de lectura El terreno de la Biblia está lleno de verdades espirituales, pero no es como ningún otro libro que usted ha estudiado. Sin un plan, usted se puede sentir como que está volteando paladas de tierra vacía. Usted tiene que saber dónde escarbar, al igual de qué está usted buscando.  Un buen lugar para comenzar a leer es en el Nuevo Testamento, quizás en el libro de Juan. Después ir a través de la historia del comienzo de la iglesia en el libro de los Hechos. Pase algún tiempo en el libro doctrinal de Romanos para tener una buena base de su fe. Un consejo: estudie Apocalipsis después que usted tenga un entendimiento del resto de las Escrituras. Usted pudiera ver Apocalipsis como el último acto de una obra de teatro. Para apreciarlo, usted necesita comprender todo lo que vino antes.  ¡Y no olvide el antiguo Testamento! Ahí están las raíces del Nuevo Testamento y las bases temáticas de la vida de Cristo.  Siga la historia de la relación de Dios con la nación judía desde sus comienzos en Génesis, hasta su cúspide es 1 y 2 Samuel, y su caída en 1 y 2 Reyes. Para un balance apropiado, intercale uno de los libros poéticos, como los Salmos, e incluya un libro profético de vez en cuando para sentir el palpitar de Dios hacia Su pueblo elegido y hacia el mundo. Comprendiendo y aplicando la Biblia Una vez que usted ha decidido dónde escarbar, usted necesita saber cómo escarbar. Lea a través de su pasaje varias veces en oración y hágase tres preguntas acerca de cada versículo. ¿Qué dice?  Esto es observación. Asegúrese de comprender el contexto de las palabras. Trate de descubrir el quién, qué, cuándo, dónde, por qué, y cómo del pasaje. ¿Quiénes son el autor y el público? ¿Cuáles son la materia y el fondo histórico? ¿Cuándo fue escrito el libro? ¿Dónde estaba el autor cuando lo escribió? ¿Por qué lo escribió? Y ¿cómo se expresó: en la forma de una historia, una parábola, o una narración?  ¿Qué significa?   Esto es interpretación. Profundice acerca de los pensamientos  y la enseñanza del autor. ¿Qué le quería decir a su público original? ¿Cómo hubieran ellos comprendido la enseñanza en su mundo? ¿Qué significa para mí?  Esto es aplicación. Para entonces, usted debe comenzar a ver un principio surgiendo de su estudio. Un principio es una declaración de verdad que puede aplicar a todos los creyentes en todos los tiempos. Por ejemplo, la historia de la victoria de David sobre Goliat en 1 Samuel 17:41-49 enseña este principio: Cuando nos enfrentamos a un problema abrumador, podemos confiar en que Dios actúe a través de nosotros. El punto principal nos lleva a aplicaciones específicas en la vida. ¿Cuáles son algunos problemas específicos del tamaño de gigantes en su vida? ¿Y cómo puede usted depender del poder de Dios cuando se enfrenta a ellos?  Acentuando el enfoque Para acentuar la aplicación, trate de utilizar un método de estudio bíblico sencillo creado por el pastor y maestro Ray E. Baughman. Él sugiere utilizar el PPEMO espiritual cuando estudie las Escrituras. Las letras del acróstico, PPEMO, representan preguntas para guiar sus pensamientos mientras lee las Escrituras. Mientras usted medita acerca de un pasaje, pregúntese, hay algunos ¿Pecados que abandonar? ¿Promesas que afirmar? ¿Ejemplos que seguir? ¿Mandamientos que obedecer? ¿Obstáculos o errores que evitar? Estas preguntas pueden abrir sus ojos a los ricos tesoros de aplicación en los versículos.  Sea consistente Trate de hacer que el estudio bíblico sea una actividad diaria, como comer. No llenamos nuestros cuerpos con una enorme comida y después nos pasamos una o dos semanas sin comer. No es saludable. Lo que es cierto para nosotros físicamente es cierto espiritualmente. La regularidad y la consistencia son cruciales para una buena salud espiritual. He aquí algunas ideas que pueden ayudar. Elija un tiempo cuando sea menos probable que sea interrumpido.  Entonces, disciplínese a mantener ese horario.   Estudie en el mismo lugar. Esto ayudará a su mente a adaptarse más rápidamente a un modo de estudio bíblico. Mantenga a la mano todo lo que necesite.   Su Biblia, libros de estudio, libros de devociones, pluma, y papel deben estar a su alcance. Pídale a Dios que le dé entendimiento.  El Espíritu Santo es el maestro máximo, y Él lo guiará a los tesoros que usted busca. (vea Mateo 7:7, Juan 16:13, 1 Corintios 2:9-16). ™ Sugerencias adicionales.  Los arqueólogos mantienen libretas de notas detalladas sobre sus descubrimientos. De manera similar, usted pudiera desear mantener una libreta de notas de sus descubrimientos espirituales. A medida que su libreta crece, así mismo crecerá su entendimiento y su visión. Usted se asombrará de su colección de tesoros bíblicos… gemas espirituales del corazón de Dios. Recursos útiles para el estudio bíblico 1. Biblia de estudio Incluye el texto bíblico con gráficas y notas 2. Concordancia Contiene lista de palabras con referencias a versículos  para estudio de las palabras 3. Diccionario bíblico Define conceptos bíblicos 4. Comentario Proporciona una interpretación de cada versículo por un erudito bíblico

domingo, 29 de agosto de 2010

Solvencia moral y espiritual

.
“Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo”.
1 Corintios 11:1
Este es un versículo de los que considero clave para todo aquel que ejerce liderazgo en cualquier área de la Iglesia.
Imitar es lo mas fácil que existe, es fácil imitar santidad, es fácil imitar alegría, es fácil imitar felicidad, definitivamente es fácil imitar las cosas que vemos, ahora no se diga las cosas malas, puesto que esas son aun mas fáciles de imitar. Pero ¿Será fácil imitar a Cristo?
Creo que una de las personas más difíciles de imitar en el mundo es Cristo, digo difícil, pero no imposible. Hay imitadores de cantantes mundanos, hay imitadores de estrellas de cine, hay imitadores de presidentes o de un personaje famoso, pero ¿Por qué no hay muchos imitadores de Cristo?
Imitar a Cristo significa negarse a si mismo, tomar una cruz y seguirlo, es aborrecer todo por su causa, imitar a Cristo significa amar profundamente a tu prójimo, perdonar a los que te ofenden, permitir que todos se acerquen a ti y darle palabras de vida para que restauren su vida. Imitar a Cristo significa, hacer tesoros en el cielo, predicar las verdades del reino, estar dispuesto a morir por la causa del evangelio. Imitar a Cristo es vencer la tentación, decirle no al pecado, vivir santamente y obedecer la voluntad de su Padre. ¿Verdad que es difícil imitar a Jesús?
Pablo era un hombre que desde su conversión comenzó a ser un imitador de Cristo, sin duda alguna es uno de los personajes bíblicos en los cuales nos será difícil encontrar errores, ya sea de personalidad o en su vida espiritual. Pablo era un hombre recto que tenía muy claro su llamado y los objetivos en su vida. Es por esa razón que Pablo al llevar una vida intachable en el Señor, con un testimonio integro podía decir con toda solvencia moral y espiritual: “Sed imitadores de mi”.
¿Cuántos de nosotros pudiéramos decir a las ovejas que están bajo nuestro cargo: “Sean imitadores de mi”?, la mayoría de lideres hoy en día se escudan en la excusa de: “no me tomen de ejemplo, tomen de ejemplo a Jesús porque el nunca falla”, y eso es TOTALMENTE CIERTO, pero ¿Por qué Pablo se atrevía a decir: Sed imitadores de mi?
¿Sabes porque?, Porque Pablo sabia donde estaba parado, sabia que su conversión era genuina y que el objetivo de su vida era agradar a su Padre y hacer su voluntad, es ahí en donde eso provocaba en Pablo el hecho de ser un hombre integro e intachable, puesto que los objetivos en la vida nos permiten ya sea ser íntegros o ser mediocres.
Amigo, ya no es tiempo de estarnos excusando en que somos humanos y cometemos errores, eso TODOS los sabemos, nadie lo duda, ¿Porque por un momento meditamos en el hecho de tratar de ser intachables e íntegros en nuestra vida cotidiana?, ¿Por qué mejor no comenzamos a decirle no al pecado?, ¿Por qué no mejor tratamos a toda costa de imitar pero en serio a Cristo?, ¿Eres cristiano no?, Entonces demuéstralo a través de imitar a Cristo pero en TODO.
Te invito a que tomes la determinación de comenzar a vivir una vida santa y agradable delante de Dios, a tratar la manera de ser integro delante de El y por ende lo serás delante de los hombres, para que tengas la solvencia moral y espiritual de decirles a tus ovejas:


“Sean imitadores de mi, como yo lo soy de Cristo”.

domingo, 8 de agosto de 2010

¿De que temeré?

Dios es nuestro amparo y fortaleza,
Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.
Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida,
Y se traspasen los montes al corazón del mar;
Aunque bramen y se turben sus aguas,
Y tiemblen los montes a causa de su braveza”. Salmos 46: 1-3
En la vida hay tantas circunstancias que quieren robarnos la paz que Dios ha depositado en nuestro corazones. No podemos evitar que estas cosas vengan a nuestra vida, pero si podemos evitar que estorben nuestro caminar.
Una de las cosas que Dios me ha permitido tener durante mi vida en el Señor es: La fe y la certeza de que El es mi pronto auxilio en la tribulación. Muchas cosas han pasado en mi vida, pero en medio de todo eso siempre he tenido presente de que Dios es quien me protege y que si confió en El, jamás me defraudara.
Por esa razón con convicción y por experiencia propia puedo decirte que no tienes de que temer. Posiblemente estas a travesando tribulaciones terribles, a lo mejor tu animo a menguado y tu comunión con el Señor se ha venido a bajo. Quizá no hallas que hacer y tienes temor de lo que puede ser de ti o de tu familia en los próximos días, pero en esta hora quiero decir que no temas, que no desmayes, que no te des por vencido, que hay un Dios el cual es mi Dios y el tuyo que puede sacarte de cualquier situación en la que puedas estar metido.
El salmista lo reconocía en estos versículos, el decía: “Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones”. Al igual que en el antiguo tiempo, también hoy en día Dios es nuestro ampara, nuestra fortaleza, nuestro pronto auxilio, por tanto, no temas.
Amigo mío, es momento de reflexionar en lo siguiente: ¿Por qué temo si Dios esta conmigo?, ¿Por qué desmayo si Jehová es mi fortaleza?, la teoría ahora ya la sabes, pero para que la Palabra de Dios se haga viva se necesita aplicar la fe en ella. Por esa razón te invito a que te levantes en el Nombre de Jesús, que dejes aun lado el temor que te ha invadido y comiences a creer en que Dios es tu superhéroe, pues el es tu pronto auxilio en la tribulación.


No permitas que el enemigo robe la paz que Dios quiere depositar en tu vida, no permitas que el temor te robe la confianza de que Dios es tu fortaleza. Comienza a practicar la palabra del Señor y comienza a confiar plenamente en El, pues El jamás te defraudara y te lo digo por experiencia propia.

jueves, 22 de julio de 2010

EL JUSTO VIVIRÁ POR FE




Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él. (Col. 2: 6.)

Nuestro crecimiento en la gracia, nuestro gozo, nuestra utilidad, todo depende de nuestra unión con Cristo. Solamente estando en comunión con él diariamente, a cada hora permaneciendo en él, es como hemos de crecer en la gracia. El no es solamente el autor sino también el consumador de nuestra fe. Cristo es el principio, el fin, el todo. Estará con nosotros no solamente al principio y al fin de nuestra carrera, sino en cada paso del camino...

Preguntaréis, tal vez: "¿Cómo permaneceremos en Cristo?" Del mismo modo en que lo recibisteis al principio. "De la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él" (Col. 2: 6). "El justo vivirá por [la] fe" (Heb. 10: 38). Os entregasteis a Dios para ser completamente suyos, para servirle y obedecerle, y aceptasteis a Cristo como vuestro Salvador. No podíais por vosotros mismos expiar vuestros pecados o cambiar vuestro corazón; pero habiéndolos entregado a Dios, creísteis que por causa de Cristo, el Señor hizo todo aquello por vosotros. Por la fe llegasteis a ser de Cristo, y por la fe tenéis que crecer en él, dando y tomando a la vez. Tenéis que darle todo el corazón, la voluntad, la vida, daros a él para obedecer todos sus requerimientos; y debéis tomar todo: a Cristo, la plenitud de toda bendición, para que habite en vuestro corazón, y para que sea vuestra fuerza, vuestra justicia, vuestra eterna ayuda, a fin de que os dé poder para obedecerle.

Conságrate a Dios todas las mañanas; haz de esto tu primer trabajo. Sea tu oración: "Tómame ¡oh Señor! como enteramente tuyo. Pongo todos mis planes a tus pies. Úsame hoy en tu servicio. Mora conmigo, y sea toda mi obra hecha en ti". Este es un asunto diario. Cada mañana conságrate a Dios por ese día. Somete todos tus planes a él, para ponerlos en práctica o abandonarlos según te lo indicare su providencia. Sea puesta así tu vida en las manos de Dios, y será así cada vez más semejante a la de Cristo.

Related Posts with Thumbnails