Sample Text

viernes, 30 de octubre de 2009

Alguien llama a Tu Puerta




“Apocalipsis 3:20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.”


Cuando se trata de escuchar la palabra de Dios por lo regular siempre la rechazamos debido nuestras prioridades tenemos nuestro menú de pretextos tales como: "ahorita no puedo" o "voy a salir mejor después" o de plano hay quienes dicen, "hay no que flojera" Y en ese momento cualquier cosa es más importante, que escuchar las promesas que papa Dios tiene para ti.

“Hebreos 4:12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.”

Al llegar a casa talvez después del cine o de irte de shopping o de tomarte unos drinks en una fiesta pudieras sentirte feliz pero no es así verdad?, muchas veces pensamos que el trabajo, el dinero, las fiestas, el alcohol, las drogas y hasta el sexo son las cosas mas importantes para poder tener una vida plena y llena de felicidad, permíteme corregir y decir que no es así a eso le podemos llamar complementos, para ser verdaderamente felices necesitamos el Amor de Cristo.

“Mi Recomendación”

Si alguien quiere hablarte de ese Gran Amor que Dios tiene para ti, no lo rechaces esa palabra es importante para tu diario vivir, sientes que lo tienes todo, pero siempre nos hace falta algo, y es ese Amor Sincero, ese amor que solo Dios te puede dar. Porque tu no lo sabes pero esa persona que te quiere hablar de El es porque el la esta enviando para darte el mensaje.

“El te esta buscando para suplir cualquiera que sea tu necesidad”

¿Cuánto tiempo más lo harás esperar?

Su palabra nos dice:

“Filipenses 4:19 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.”

¿Sientes que ante cualquier aflicción ya no puedes más?

“Mateo 11:28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.”

¿Sientes que a nadie le importas?

“Jeremías 33:3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.”

Despréndete de las cosas que te agobian

No es suficiente estar ocupado. La preguntas es ¿en qué estamos ocupados?

1587-12-04-08-globoEn la novela de Julio Verne La isla misteriosa, se habla sobre cinco hombres que se escapan de un campo de prisioneros de una Guerra Civil mediante el robo de un globo. AL elevarse en el aire se dan cuenta que el viento los lleva hacia el océano. Mientras observan cómo la tierra firme desaparece en el horizonte, se preguntan cuánto tiempo logrará permanecer el globo en el aire.

A medida que pasan las horas y el globo se aproxima a la superficie del océano, los hombres deciden que deben arrojar algo pesado a bordo porque no tienen forma de calentar el aire del globo. A regañadientes, arrojan zapatos, abrigos y armas, y los preocupados viajeros sienten que su globo se eleva.

Sin embargo, al poco tiempo descubren que el globo se acerca una vez más de forma peligrosa a la superficie de las olas, así que lanzan al mar los alimentos. Para desdicha, esto también fue solo una solución temporal y la nave amenaza de nuevo bajar los hombres al mar. Uno de ellos tiene una idea: pueden atar las cuerdas que sostienen la barquilla y sentarse en ellas. Luego sueltan la barquilla que queda debajo de ellos. Al hacerlo, notan cómo el globo se eleva otra vez.

A los pocos minutos, divisan tierra. Los cinco saltan al agua y nadan hasta la isla. Estaban vivos debido a que fueron capaces de discernir la diferencia entre lo que era necesario de verdad y lo que no lo era. Las necesidades que antes pensaban que no podrían vivir son ellas eran las mismas cargas que casi les cuestan la vida.

¿Por qué no hacer una evaluación sincera de las cosas que quizá te frenen hoy?

¿Son necesidades físicas o espirituales tuyas o de alguien que amas?

¿Cómo sería tu vida sin ellas?

Si las eliminas, ¿dispondrías de más tiempo para las cosas en tu vida que importan de verdad?

Pídele a Dios que te muestre cómo podrías mejorar tu vida si haces algunos cambios y si eliminas algunas cosas que te agobian.

No es suficiente estar ocupado…

La preguntas es ¿en qué estamos ocupados?

Henry David Thoreau

Hebreos 12:1

Despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia.

El perdón de Dios

Perdonándonos unos a otros, como Dios también os perdonó

627-04-25-08-orandoUna vez un ministro muy querido llevó un secreto, enterrado por mucho tiempo en lo profundo de su corazón, el peso de un pecado.

Él había cometido es pecado hacía muchos años durante su entrenamiento en el Seminario. Nadie sabía lo que había hecho, pero él sabía que estaba arrepentido. Aun así, había sufrido remordimientos por años, sin idea del perdón de Dios.

Una mujer en su iglesia amaba al Señor profundamente y afirmaba que tenía visiones en las que Jesús le hablaba. El ministro, escéptico de sus afirmaciones, le pidió: “La próxima vez que hable con el Señor, podría preguntarle cuál fue el pecado que su ministró cometió mientras estaba en el Seminario”. La mujer asintió.

Cuándo volvió a la iglesia unos días después el ministro le preguntó: “¿Le visitó?” Ella contestó: “Sí”.

- “¿Y le preguntó qué pecado cometí en el Seminario?”

- “Sí”, respondió.

- “Bien, ¿qué le dijo?”

- Dijo, “no me acuerdo”.

Toda persona debe tener un lote especial en el cementerio donde enterrar las faltas de los amigos y familiares.

Efesios 4:32

Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándonos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

¿Qué pasaría si Dios tuviera un contestador telefónico?

Gracias a Dios que El conoce nuestras necesidades antes de que se las manifestemos

1648-12-18-08-telefonoImagínate orando y escuchando el siguiente mensaje:

Gracias por llamar a la Casa de mi Padre.

Por favor selecciona una de estas opciones:

* Presiona 1 para peticiones.

* Presiona 2 para acciones de gracias.

* Presiona 3 para quejas.

* Presiona 4 para cualquier otro asunto.

Imagínate que Dios usara esta conocida excusa:

De momento todos nuestros ángeles están ocupados, atendiendo a otros clientes. Por favor manténgase orando en la línea, su llamada será atendida en el orden que fue recibida…

¿Te imaginas obteniendo este tipo de respuestas cuando llames a Dios en tu oración?:

Si deseas hablar con Gabriel, presiona 5.

Con Miguel, presiona 6.

Con cualquier otro ángel, presiona 7.

Si deseas que el Rey David te cante un Salmo, presiona 8.

Si deseas obtener respuestas a preguntas necias sobre los dinosaurios, la edad de la Tierra, donde esta el Arca de Noe, por favor espérate a llegar al Cielo.

¿Te imaginas lo siguiente en tu oración?:

Nuestra computadora señala que ya llamaste hoy. Por favor despeja la línea para otros que también quieren orar…

O bien:

Nuestras oficinas están cerradas por Semana Santa. Por favor, vuelve a llamar el Lunes.

Gracias a Dios que esto no sucede…

Gracias a Dios que le puedes llamar en oración cuantas veces necesites…

Gracias a Dios que a la primera llamada, Él siempre te contesta…

Gracias a Dios porque la línea de Jesús nunca esta ocupada…

Gracias a Dios que El nos responde y nos conoce por nuestro nombre…

Gracias a Dios que El conoce nuestras necesidades antes de que se las manifestemos…

Gracias a Dios porque de nosotros depende llamarle en oración…

Gracias a Dios por leer este mensaje…

Jeremías 33:3

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Haz lo correcto sin importar las consecuencias

Debemos asumir las responsabilidad por nuestras acciones deshonestas

1653-12-19-08-student¿Sabes que está mal lo que has hecho, verdad?

Las palabras resonaron en la mente de Sarita al volver a casa de la escuela. Era una buena estudiante; nunca había copiado en su vida. Pero, esa última tarea había sido muy difícil. En un momento de desesperación, se la copió a una compañera.

La profesora, la señora Martínez, le había pedido que se quedara después de clase y Sarita sabía lo que se avecinaba. Aun así, se asombró cuando la señora Martínez le preguntó si, en realidad, ése era su trabajo.

Sí, les respondió, y se preguntó por qué había mentido.

Mirándola a los ojos, la señora Martínez, le dijo con suavidad: ¿Sabes que está mal lo que has hecho, verdad? Piensa esta noche en la respuesta y mañana te voy a volver a preguntar si ése es tu trabajo.

Fue una noche muy larga para Sarita. Estaba casi por terminar la secundaria, y se había ganado una buena reputación debido a su honestidad y amabilidad. Nunca había copiada ningún trabajo, y ahora quería arreglar su error mintiéndole deliberadamente a una persona a quien quería y admiraba. A la mañana siguiente se presentó ante la señora Martínez mucho antes que empezaran las clases y le confesó su mala acción. Recibió la apropiada consecuencia de su comportamiento: un cero por su trabajo, y por primera vez en su vida, el castigo de tener que quedarse después de la clase.

Años después, Sarita pensaba con frecuencia en esa experiencia y sentía gratitud por la corrección en amor de alguien a quien ella respetaba. La señor Martínez estuvo dispuesta a ayudarla a tomar decisiones correctas, a pesar de su deshonestidad. Para Sarita, ésa fue una lección que le duraría toda la vida acerca de cómo asumir responsabilidad por acciones deshonestas, y hacer lo correcta sin importarle las consecuencias.

Efesios 4:15

Hablando la verdad en amor.

Fuente: En el Jardín con Dios, Editorial Unilit

El Silencio de Dios

«Estoy seguro que cuando hablo de la ausencia de Dios entienden que no estoy hablando de una verdadera ausencia sino de un sentido de ausencia. Dios está siempre presente con nosotros … pero hay momentos cuando El nos despoja de su presencia en nuestra conciencia». Richard Foster Quien no ha sentido un escalofrío al leer o escuchar [...]

iStock_000003275502XSmall«Estoy seguro que cuando hablo de la ausencia de Dios entienden que no estoy hablando de una verdadera ausencia sino de un sentido de ausencia. Dios está siempre presente con nosotros … pero hay momentos cuando El nos despoja de su presencia en nuestra conciencia».
Richard Foster

Quien no ha sentido un escalofrío al leer o escuchar la oración desgarradora de Jesús en la cruz: “Padre, porque me has abandonado”. Posiblemente, también han existido momentos de nuestra vida en los cuales tuvimos una fuerte identificación con aquellas palabras. A veces, cargadas de reproche, otras de impotencia y, aun, de perplejidad. Foster nos sugiere centrarnos en el por qué (Oracion, p.23), es decir la razín, los motivos, por los cuales Dios permite esa sensación insoportable de lejanía y abandono. Muchos personajes bíblicos vivieron esta experiencia a la que convenientemente se la denomina el “desierto”, aprovechando una rica imagen bíblica.

San Juan de la Cruz avanzó aun más en la descripción y llamó “la oscura noche del alma” a ese tiempo fuerte de ausencias y distancias gravosas. ¿Existe una intencionalidad divina en la distancia, en esa sensación de desamparo? Por momentos, desde el dolor, pensamos en una incomprensible dosis de crueldad: Dios soltándonos en una especie de “arréglate como puedas”. O desde la vergüenza culposa buscamos respuestas en el proporcionado “castigo” que nuestra contumacia merece. En el contexto de un oráculo cargado de esperanza, Dios proclama en el libro de Isai=ías:

Eras como una esposa joven abandonada y afligida, pero tu Dios te ha vuelto a llamar y te dice: “Por un corto instante te abandoné, pero con bondad inmensa te volveré a unir conmigo. En un arranque de enojo, por un momento, me oculte de ti, pero con amor eterno te tuve compasión.” (Is.54:6-8).

Esto que Foster llama “el despojo de su presencia en nuestra conciencia” tiene que ver con una táctica de Dios, en el marco de su estrategia de amor incomparable para con nosotros. Pensemos por un momento qué siente el bebé que ensaya sus primeros pasos, muy seguro, de la mano de su madre o de su padre y de pronto observa como esas manos gigantes y seguras lo abandonan y a una distancia enorme, para sus proporciones, lo llaman para que continúe solo sus pasos. ¿Habrá desesperación? ¿Habrá reproche? ¿Angustia? Tal vez esta imagen nos permita aproximarnos a la comprensión de la táctica divina: suelta nuestras manos esperando el paso. ¿Que ocurriría si los padres no dejaran a sus hijos en la horrible circunstancia de la soledad para caminar? ¿Podemos imaginar una vida en la que una persona a los treinta años esté caminando aun de la mano de sus progenitores?

Dios nos despoja de la conciencia de su presencia para forjar en nosotros un espíritu anhelante, deseoso de su presencia y compañía. Un Dios que por su amor, nos quiere adultos. En la oscura noche del alma se sufre y se gime, pero se crece.

¿Cuál es nuestra actitud cuando al intentar una y mil veces la oración sentimos vacío y soledad? ¿Nos empacamos, como un bebe y apoyamos la sentadera en el piso esperando las manos que nos rescaten de tanto naufragio? o ¿Buscamos caminar, a tientas, sin apoyo hacia los brazos que al final del camino nos esperan?

jueves, 15 de octubre de 2009

El mejor Padre del mundo


El trabajo me abruma, especialmente en las últimas semanas. Siento no publicar con la asiduidad deseada, aunque esto tiene sus ventajas. La ventaja es la de abrir nuevas perspectivas, nuevos campos de exploración y nuevas emociones y planteamientos.

Desde este blog, de forma integral intentamos alimentar el espíritu de muchos, alcanzar a otros muchos más, suscitar inquietudes y reconciliar con la paz a aquellos que son inconformistas y no la encuentran, sean creyentes o no.

Yo mismo, me descubro a veces en un círculo vicioso de trabajo y rutina, que me lleva a publicar con poca variedad, a veces hago demasiado énfasis en unos pocos aspectos, y dejo otros sin tratar. Es precisamente ante una nueva situación personal con una nueva carga y responsabilidad, lo que me ha llevado a buscar una burbuja de aire fresco, una bocanada de oxígeno puro que me de fuerzas y energías.

Coincide que esta semana, además de lo insinuado, estoy de semana de oración para jóvenes, que ha acabado transformándose en una campaña de evangelismo juvenil casi improvisada sobre la marcha, ante el giro inesperado de asistentes. Hace dos días hablé de encontrarnos con un Padre amante, amoroso, cariñoso, sacrificado, bondadoso con nosotros, Alguien a quien merece la pena llegar a conocer, y de quien merece la pena ser hijo.

Dios nos da una oportunidad donde nosotros no la tenemos o no la encontramos. Dios nos apoya en todos nuestros proyectos, aunque no tengamos fuerzas ni capacidad para desarrollarlos. Dios hace suyos nuestros retos. Dios corre por nosotros las maratones de nuestra vida, nada por nosotros en nuestro mar de circunstancias y dificultades. Dios nos lleva a cuestas cuando no podemos ni siquiera caminar...

Dios correrá contigo, y por tí. Su victora es tuya, te la regala. ¿Tienes planes ambiciosos? ¿Tienes ganas de hacer cosas imposibles? Pídeselo a tu Padre celestial. El muchacho del vídeo (Ver "Hoyt team" en google) le pidió a su padre que quería correr el "Ironman" (nadar casi 4 km, correr en bicicleta 180 km y correr una maratón de 42 km. en un día). y el padre le dijo que sí...

Sólo te pido 4 minutos, para que puedas ver este vídeo, y te pido también que no contengas las emociones que surjan de tu corazón, deja que fluyan.



Para terminar quiero compartir esta promesa del Maestro registrada en Mateo 7:11 "Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas cosas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?"

jueves, 1 de octubre de 2009

La Soledad

Introducción
Este es el tiempo más difícil en la vida del cristiano, es un tiempo de aflicción y tribulación. La soledad consume el alma en una angustia constante, en una depresión y rechazo.

Este es un tiempo cruel para la vida de un cristiano, el alma de este se consume y piensa que nadie lo ama, que nadie está con él, que nadie lo entiende, que nadie lo estima.
Hermanos, este es el tiempo cuando lloras sin saber porque, es el tiempo cuando ves la lista de tus amigos y buscas a quien llamar, porque te sientes solo; es cuando te acuestas en tu cama y solo duermes y piensas; muchas veces lloras y no sabes porque. Es cuando nadie te habla para tu cumpleaños o cuando nadie te pregunta como estas, o si estas comiendo; es cuando nadie aparentemente tiene cuidado de ti... ESTAS SOLO!

¿Qué, y cómo es la soledad?
La palabra soledad significa en el griego Gr. Shemamá: devastado; asolado, desolado, destruido, arruinado, solo.
Significa: aislamiento o confinamiento, falta de contacto con otras personas.
El humano en medio de la soledad se siente devastado, sin propósito, arruinado a pesar de tenerlo “todo”, desolado a pesar de estar acompañado, destruido a pesar de estar vivo; depresivo y oprimido. La soledad produce: aflicción, desesperación y miseria espiritual.

A David le pasaba lo mismo, "Me he consumido a fuerza de gemir; Todas las noches inundo de llanto mi lecho, Riego mi cama con mis lágrimas. Mis ojos están gastados de sufrir; Se han envejecido a causa de todos mis angustiadores." Salmos 6:6-7
Has alejado de mí mis amistades, Me has hecho objeto de repugnancia para ellos; Encerrado estoy y no puedo salir. Salmo 88:8
"Has alejado de mí al amigo y al compañero, Y a mis conocidos has puesto en tinieblas." Salmo 88:18


David sentía aflicción durante la soledad, Dios mismo le había alejado a sus amigos, sus compañeros y a todos sus conocidos. David estando triste, clamaba a Dios con lagrimas, con llanto y con suplica. Pero no solo eso, era tanta la soledad y aflicción de David que él decía que Dios también lo había desamparado y ya ni se acordaba de él.
“Llegue mi oración a Tu presencia; Inclina Tu oído a mi clamor. Porque mi alma está llena de males, Y mi vida se ha acercado al Seol. Soy contado entre los que descienden a la fosa; He llegado a ser como hombre sin fuerza, Abandonado entre los muertos; Como los caídos a espada que yacen en el sepulcro, De quienes ya no Te acuerdas, Y que han sido arrancados de Tu mano.” Salmo 88:2-5

Hermano, el apóstol pablo sintió lo mismo que tu. Estando solo en una prisión fría de roma, solo, desamparado y afligido escribió lo siguiente:
"Haz todo lo posible por venir a verme cuanto antes, pues Demas, por amor a este mundo, me ha abandonado y se ha ido a Tesalónica. Crescente se ha ido a Galacia y Tito a Dalmacia. Sólo Lucas está conmigo." 2da Timoteo 4:9-11a

Los mismos discípulos de Pablo, lo habían abandonado. Hermano, en el día de tu aflicción, tus amigos, tu familia, tus hermanos, te dejarán; Pablo estaba solo, y extrañando la compañía, incluso de aquellos que en su tiempo lo habían traicionado
“Toma a Marcos y tráelo contigo, porque me es útil para el ministerio” 2da Timoteo 4:11b
Marcos había traicionado y abandonado a Pablo en Panfilia y fue tanto el enojo que causo, que Bernabé y pablo se separaron a causa de él (véase Hechos 15:37-40)

Propósito de la soledad y aflicción
Querido hermano, hoy, en este día de tu soledad y aflicción recuerda esto: es un tiempo necesario, Dios te pone en este desierto para que cuando te abandonen, no te amargues; cuando te traicionen, no te recientas; cuando te nieguen, no los odies. Dios te está forjando, está tratando con tu carácter, está limando todas tus asperezas y está desarrollando tu paciencia, amor y dependencia en él.
“Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.” Santiago 1:2-3

En la soledad y aflicción Dios te prepara para el ministerio que tiene para ti, por eso te prueba y permite esta situación en tu vida. “Y éstos también sean sometidos a prueba primero, y entonces ejerzan el diaconado, si son irreprensibles.” 1era Timoteo 3:10

En este lugar de soledad el señor te desinfla, el señor te quiebra tus prejuicios, delicadez, soberbia, arrogancia, altivez, orgullo, prepotencia y tu falta de Fe. En esta soledad Dios también te enseña el valor de las personas; el valor de tu familia, novia o esposa, amigos, compañeros, etc. Dios te enseña lo valioso que es valorar tus amigos y mostrarte amigo en medio de la aflicción de ellos.

Moisés estando en Egipto, era de la realeza, tenia educación, conocimiento, estaba inflado, orgulloso, prepotente, y después de que huyo Dios lo llevo al desierto 40 años para tratar con él, porque Dios en su sabiduría sabía qué iba a hacer con moisés, y cuando Dios llamo a Moisés después de 40 años, el respondió: “¿Quién soy yo para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel?” Éxodo 3:11, Moisés ya estaba desinflado, humilde, Dócil y manso para que Dios hiciera la obra con él.

Uno de los propósitos más importantes de la soledad es: que vuelvas a tu comunión con Jesús, porque a esto has sido llamado (véase 1era Corintios 1:9) es necesario que recobremos la comunión con el señor, que le conozcamos que lo entendamos,
“Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy el SEÑOR, que hago misericordia, juicio, y justicia en la tierra, porque estas cosas quiero, dijo el SEÑOR.” Jeremías 9:24

¿Qué no Hacer en la soledad?
Hay cosas que NO DEBES HACER durante la soledad:
1.- Desesperarte: durante la soledad no debes apresurarte a cometer decisiones por que decidirás mal, decidirás influenciado por tus propios sentimientos y emociones.
Si estas esperando por una decisión, ten paciencia para que no escojas mal. Tu propia soledad te llevara a escoger la peor novia, el peor trabajo, la peor compañía,
“El alma sin ciencia no es buena, Y aquel que se apresura con los pies, peca.” Proverbios 19:2. Pon tus pies sobre la tierra y espera en el Señor, el te guiara y tu pie no tropezara en piedra

2.- Deprimirte: No te deprimas, no te pongas melancólico, no mires el álbum de los recuerdos ya que con esto te haces más daño, deja todo atrás, “pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.” Filipenses 3:13b-14.
El diablo te traerá recuerdos de tu pasado, lo que tuviste, lo que dejaste, lo que perdiste; no des cabida a todos esos pensamientos, si el diablo te gana la batalla en tu mente te abra ganado toda la batalla. No traigas esas cosas a tu mente,
“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.” Filipenses 4:8

3.- Abandonarte: no te descuides, ocúpate de tus necesidades físicas y espirituales, arréglate, ponte guapo o guapa, báñate, alégrate, no descuides tu salud, come saludable.


¿Qué debo de hacer en la Soledad?
1.- Clamar a Dios: en tu soledad, clámale a Dios, derrámate en su presencia, el te oye y no te dejará. “En el día de mi angustia te llamaré, Porque tú me respondes.” Salmos 86:7
"Mas yo a ti he clamado, oh Jehová, Y de mañana mi oración se presentará delante de ti." Salmos 88:13

Cuando tú le clamas a él, te escucha; y responde a tu clamor.
“Porque no menospreció ni abominó la aflicción del afligido, Ni de él escondió su rostro; Sino que cuando clamó a él, le oyó.” Salmos 22:24

2.- Arrepentirte: la soledad es un momento perfecto para examinarte a la luz de la biblia, ver tus errores, reconocerlos y arrepentirte de ellos (Gr Methanoea=cambiar tu manera de pensar con respecto a algo/ volverte de tu decisión) este es el momento cuando debes pedirle a Dios que te examine así como lo hacía David, “Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; Y ve si hay en mí camino de perversidad, Y guíame en el camino eterno.” Salmos 139:23-24

3.- Confiar en Dios: en medio de las circunstancias más difíciles tienes que confiar en Dios, no importa si hay alguien a tu lado o no, Dios siempre está a tu lado y nunca te abandonara, tus amigos ciertamente te abandonaran en medio de la soledad, angustia y aflicción; no te resientas, no te amargues, que no arda tu corazón hasta el odio, no te deprimas; solo confía en el señor, el es tu luz y salvación
Pablo en medio del abandono de sus discípulos dice lo siguiente: “En mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado, sino que todos me desampararon; no les sea tomado en cuenta. Pero el Señor estuvo a mi lado, y me dio fuerzas, para que por mí fuese cumplida la predicación, y que todos los gentiles oyesen. Así fui librado de la boca del león. Y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial. A él sea gloria por los siglos de los siglos. Amén.” 2da Timoteo 4:16 -18
Solo Jesucristo te da las fuerzas en medio de esa soledad, confia en que su mano te sustena y nunca de te dejará.

4. Desarrollar Paciencia: aprende a esperar en Dios, la soledad es un tiempo para esperar la voluntad perfecta de Dios, pero muchos claudican y no soportan estar solos, así que buscan compañía y cuando se desesperan agarran cualquier compañía (novia, esposa, amigos, etc.)
"también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza;" Romanos 5:3-5a
Gloriate en el señor en este tiempo, aprende a esperar en la voluntad perfecta de el, el no te dejara en medio de este tiempo, espera en él.

5.- Valorar la compañía: En medio de la soledad debe aprender a valorar las personas que has despreciado, porque en esos momentos a solas siempre recuerdas como has maltratado a la gente y como la has despreciado. Estando a solas reconsideras tu actuar diario con esa gente y como te ayudaría tan siquiera poder hablar con alguna de ellas. Tenemos el ejemplo de pablo antes mencionado; él había desechado a Marcos, pero estando solo en una prisión de Roma el le escribe a Timoteo que traiga a marcos, porque este le es útil para el ministerio (véase Hechos 15:37-40, 2da Timoteo 4:11b)


Ayudando a Otros
Hermano, aprende de tu propia soledad y aflicción, no seas indiferente ante el dolor de tu prójimo, Cristo obra a través de su cuerpo, la IGLESIA; tú eres esa iglesia tu eres las manos, la boca los brazos de Cristo, resiste con tu hermano su aflicción, con concejo, llamadas, mensajes, palabras de aliento, muéstrate amigo. “El hombre que tiene amigos, ha de mostrarse amigo; y amigo hay más unido que un hermano.” Proverbios 18:24

Ama a tus hermanos, no lleves tus propios problemas donde ellos, pero si recibe a los que tengan sus propias aflicciones, Se tu un verdadero amigo y Cristiano, muéstrate como tal.
“En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia.” Proverbios 17:17
“Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran. Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes.” Romanos 12:15-16b


Así que hermano, en medio de la aflicción y soledad de tu amigo, NO LO ABANDONES, muéstrate como dices ser, amigo.
No abandones y traiciones a tu amigo en su angustia cuando más te necesita; tu sonrisa, tu abrazo, tu voz, tus oraciones y tu preocupación pueden ser el instrumento que utilice Cristo para traer animo y sanidad a la vida de tu amigo.

Es fácil decir amigo, te quiero, estoy incondicionalmente, eso es fácil. Pero mostrarte amigo, no es fácil, hazlo!! Muchas veces estamos tan cegados en nuestras propias luchas y no nos importa las luchas de los demás (porque para cada quien su propia lucha es las más grande y difícil). Hermano, es fácil pedir ayuda cuando tu estas en la aflicción y soledad, y ese amigo que te extendió la mano un día necesitara la mano de Cristo a través de la tuya, mira tus manos, esa son las manos de Cristo, ponlas al servicio del cuerpo!!

Conclusión
Hermano, si tu estas en medio de la soledad clámale al padre, búscalo, derrámate ante el, nadie más te podrá sacar de ahí.
Dios es misericordioso y él sabe rodearte de verdaderos Cristianos hijos de Dios que sean tus verdaderos amigos y solo en medio de la soledad y aflicción saldrán a relucir quiénes son esos amigos, muchos te abandonaran cuando más los necesitabas (así como le paso al Apóstol Pablo) y muchos otros serán instrumento de Cristo para darte fuerzas en medio de este proceso por el cual el señor te está pasando, por lo cual recuerda que la Gloria es de Cristo ya que él obra a través de sus verdaderos hijos.

Hermanos, la soledad es Necesaria, no te deprimas, aprende a adorar al padre en espíritu y en verdad y aprende a valorar la situación y a depender de él. Dios no te manda a vivir en soledad, "Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él." Genesis 2:18.

la soledad es una materia que tienes que aprobar, porque es grande el llamado y el ministerio que Dios tiene para ti, por lo cual así como a moisés te lleva a la soledad del desierto para forjar tu carácter y desinflarte de lo que crees que sabes. Por eso en este tiempo tienes que ser humilde y manso. ya que entre mas te endurezcas mas tiempo permaneceras en el desierto, tienes que dejar que cristo limpie tu corazon y abra tus ojos, para que dependas de él.

Mi concejo es: adora, clama, ora. Aprende a depender de el y aprovecha este tiempo para pedirle a el que te rodee de verdaderos amigos Cristianos, personas que se muestren amigos cuando deben serlo y no que te rechacen ni se escondan, sino que te extiendan una mano amiga.

Hermano, si tú conoces a ese amigo que está en soledad y aflicción, ve y ofrécele a Cristo a través de ti, si tu eres sensible al espíritu santo, Dios te dice quien es esa persona; invítala a un café, mándale un mensaje, visítalo, muéstrale que Cristo le ama a través de ti, y que el amor de Dios es incondicional a él; predícale con tu vida, con tu apoyo,
“En todo tiempo ama el amigo y en el tiempo de angustia es más que un hermano, no lo olvides”

Hermanos, siempre hay alguien que necesita que tu te acerques y que le digas puedes contar conmigo (que sea verdad), siempre va haber alguien que necesite que lo visiten, que la hablen, tan siquiera que le pregunten si ya comió o si está bien de salud. Por favor, no abandones a tu hermano, no lo hagas!! El necesita a Cristo y tu lo puedes guiar a el.
Dios te bendiga



escrito por Jorge Valle

Related Posts with Thumbnails