Sample Text

martes, 4 de mayo de 2010

Labios mentirosos son abominación a Jehová


jehova72132627_std.jpgEntonces le habló ella las mismas palabras, diciendo: El siervo hebreo que nos trajiste, vino a mí para deshonrarme. Y cuando yo alcé mi voz y grité, él dejó su ropa junto a mí y huyó fuera. Génesis 39:17, 18.


Usar la mentira como arma ha causado más daño que cualquier otra cosa en las relaciones humanas. Hasta ha provocado guerras. ¡Qué triste es que para algunos el uso de la mentira sea tan fácil y no tengan ningún reparo en emplearla contra inocentes o para promover sus planes e ideas funestas! ¡Pobre José! No tenía recursos ni defensa contra la mentira de la esposa de Potifar. La táctica de esta mujer la dominan quienes tienen la conciencia cauterizada por el mal. “El ataque es la mejor defensa” es una doctrina militar que lamentablemente se repite en la vida de muchos que necesitan más que el arrepentimiento.

La práctica de la mentira se perfecciona cuanto más se usa. Se dice que la mentira es usada para defenderse, jactarse, o por pura maldad. Cuando el cristiano se descuida, puede caer en cualquiera de estas tres categorías. Claro que, aunque ninguna de las categorías de la mentira se puede justificar, peor es cuando se hace por pura maldad.

José estaba acostumbrado a vivir una vida de verdad, donde sus acciones eran tan claras y transparentes como la luz del sol. Estaba acostumbrado a ser guiado por el Espíritu Santo y obedecer una conciencia limpia y pura sin rastros de maldad. Por eso, sabedor de que después de un posible pecado con la esposa de Potifar él habría tenido que vivir una vida de mentira y engaño ante su amo, encontró fuerza en el Señor para decir “no” al pecado. El rechazo de las insinuaciones de la esposa de Potifar no vino porque ella fuese fea y no deseable; al contrario, parece que ella era una de las reinas de la belleza del lugar. El rechazo vino porque José no quería pecar contra Dios. Este es el resultado de una vida de constante contacto con el Dios del cielo. Esta es la vida que debiéramos vivir para así ser librados de la tentación cuando la mentira parezca ser la única opción en una situación difícil.

“Una mirada, una palabra, aun una modulación de la voz, pueden rebosar mentiras. Hasta los hechos ciertos pueden presentarse de manera que produzcan una impresión falsa. “Lo que es más” que la verdad, “de mal procede”

PERO NINGUNA VERDAD PROCEDE DE UNA MENTIRA

Génesis 39:1-41:57; Juan 1:1-51

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sal 10:4 El malo, por la altivez de su rostro, no busca a Dios; No hay Dios en ninguno de sus pensamientos.

Related Posts with Thumbnails