Sample Text

miércoles, 17 de marzo de 2010

Aprendiendo a Obedecer


El hombre natural no sabe obedecer. Y menos aún, obedecer a Dios.

El Diccionario de la RAE dice que obedecer es:

1.- Cumplir la voluntad de quien manda.

2.- Dicho de un animal: Ceder con docilidad a la dirección que se le da.

Es curioso que, para un verdadero discípulo, para alguien que realmente ha experimentado una conversión al Señor, ambas definiciones son válidas. Cumplimos la voluntad de quien manda, de Dios… y como ovejas que saben escuchar la voz del Pastor, cedemos con docilidad a la dirección que se nos da. Obedecemos.

¿Usted obedece?

En este tema, el pastor Chuy Olivares nos alienta, Biblia en mano, a seguir el ejemplo de obediencia absoluta de Abraham:

Hebreos 11:8 Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció… y salió sin saber a dónde iba.

Escúchelo aquí:

Para descargar pulse aquí.

Si no se inician las descargas, coloque el puntero del mouse aquí, dé click con el botón derecho, elija la opción “Guardar destino como…” o “Save target as…” y guárdelo en la ubicación de su preferencia.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sal 10:4 El malo, por la altivez de su rostro, no busca a Dios; No hay Dios en ninguno de sus pensamientos.

Related Posts with Thumbnails